Escudos personalizados reducen el daño a los tejidos por la radioterapia

Fuente MedImaging en español

Un estudio nuevo afirma, que los dispositivos impresos en 3D derivados de imágenes de TC pueden proteger estructuras sanas en el tracto gastrointestinal (GI) durante los procedimientos de radioterapia (RT).

Desarrollado en el Hospital Brigham and Women's (BWH; Boston, AM, EUA), el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT; Cambridge, MA, EUA), el Hospital General de Massachusetts (MGH; Boston, EUA) y otras instituciones, los escudos personalizados fueron diseñados y contorneados en tomografías computarizadas de diagnóstico utilizando la aplicación de software de código abierto 3D Slicer. Luego, los contornos se generaron en modelos 3D, y los escudos radioprotectores personalizados se imprimieron en 3D con materiales de alto número atómico para bloquear los rayos gamma y los rayos X y reducir la retrodispersión de la radiación.

En las pruebas iniciales en ratas y cerdos, los investigadores encontraron que los dispositivos podían proteger el tejido sano de la boca y el recto en ratas y eran factibles y reproducibles en cerdos. En estudios de simulación humana, el modelado dosimétrico mostró una reducción de la dosis del 30% en la mucosa bucal normal en pacientes con cáncer maxilofacial y una reducción de la dosis del 15,2% en el recto para pacientes con cáncer de próstata. También sugieren que los nuevos protectores son más rentables que un espaciador rectal de hidrogel. El estudio fue publicado el 27 de abril de 2021 en la revista Advanced Science.

“Los dispositivos radioprotectores personalizados impresos en 3D pueden tener un gran potencial para reducir la toxicidad de la radiación en entornos clínicos donde se usa radiación, incluida la terapia neoadyuvante y adyuvante, el tratamiento curativo y los tratamientos paliativos”, concluyeron el autor principal James Byrne, PhD, del BWH, y sus colegas. “Este enfoque personalizado podría aplicarse a una variedad de cánceres que responden a la radioterapia, incluidos los cánceres de cabeza y cuello, pulmón, próstata, anal, piel y ginecológicos, sarcomas y linfomas”.

La mayoría de los pacientes con cáncer que reciben RT desarrollarán una lesión en el tejido colateral como resultado del tratamiento. Las toxicidades dependen de la ubicación del tratamiento, y las toxicidades más comunes involucran la cavidad oral y el tracto gastrointestinal (GI) en las formas de mucositis oral, esofagitis y proctitis. Esta lesión puede provocar una morbilidad grave y, en última instancia, interrupciones o que el tratamiento se descontinúe situaciones que repercuten negativamente en las tasas de curación del tumor.

Déjanos tu comentario abajo

Si te pareció interesante este Artículo

Escríbenos al

Escríbenos al

wilconrad.criep@gmail.com

Sesión CRIEP 20 de Mayo
X